Migraña


Se calcula que entre el 10 y el 15 % de la población padece migrañas.

A pesar de que su prevalencia es inferior a la de la cefalea tensional, la migraña es un motivo de consulta más frecuente, calculándose que más de la mitad de los pacientes con cefalea aislada que acuden a una consulta de neurología general padecen migraña y aproximadamente un tercio, como máximo, cefalea tensional.

Aunque la frecuencia de la migraña es muy variable, la mayoría de los pacientes sufren entre un episodio cada varios meses y cuatro episodios al mes. El dolor se incrementa progresivamente y su duración oscila entre un mínimo de 4 horas (o incluso menos en niños) y un máximo de 72 horas.

SINTOMATOLOGIA

En el 50 % de los casos el dolor es unilateral hemicraneal y en el otro 50 % es bilateral, bien, desde su inicio, bien en la evolución de la crisis. De forma típica el dolor de la migraña se describe como pulsátil, aunque puede ser sordo u opresivo cuando el paciente está inmóvil.

El dolor presenta además características vasculares, es decir, empeora con el ejercicio, la maniobra de Valsava, la tos o los cambios posturales. La mayoría de los individuos migrañosos experimentan asimismo fotofobia y sonofobia. Por todo ello, durante las crisis de dolor el paciente permanece quieto, acostado con la cabeza ligeramente elevada, en una habitación a oscuras.

Muchos pacientes presionan la carótida externa en un intento de conseguir alivio del dolor.

La sintomatología asociada a la migraña es frecuente y variada. El 90 % de los pacientes presentan náuseas, y casi el 50 %, vómitos. Es habitual la aparición de otros síntomas gastrointestinales, como anorexia, diarrea o intolerancia al olor de la comida o al tabaco.

Un tercio de los pacientes presentan, antes de la cefalea durante un promedio de 20 min (entre unos pocos minutos y un máximo de 2 horas), sintomas neurológicos focales. Estos episodios reciben genéricamente el nombre de migraña con aura.

El aura más típica es la visual, en forma de fotopsias, escotomas o hemianopsia, por lo que este cuadro ha recibido históricamente la denominación de migraña clásica. La sensación hemicorporal de parestesias y, con menor frecuencia, de debilidad, puede ocurrir como aura solitaria o acompañar a las manifestaciones visuales. 3-6 meses)

TRATAMIENTO

Es la migraña, una de las enfermedades, en las cuales si se hace un reconocimiento concienzudo de sus causas, se cura en su totalidad. Las experiencias con esta enfermedad han sido siempre muy gratas, siempre utilizando mètodos que tengan que ver con el ser humano que la sufre, solucionando el problema.

No se deben utilizar paliativos, como analgèsicos, por que no solucionan el problema, pero si pueden originar efectos colaterales tòxicos.

PRONOSTICO

Es una enfermedad que responde rápidamente a los tratamientos alternativos, permitiendo eliminarla completamente.

Los Comentarios están cerrados