Medicina Alternativa



Son métodos terapéuticos científicos, que tienen la visión holística o generalizada del ser humano con todas sus partes integradas. Definiendo todas sus partes al plano físico integral y el plano mental, conociendo de antemano que ninguna de estas puede estar separada para tener una vida normal.

Todos sabemos la interrelación que existe en estos dos planos, porque si uno de ellos está afectado no hay buena salud, pero además uno puede afectar al otro, como es el caso de las somatizaciones que se dan con tanta frecuencia, por ej. Los dolores gástricos originados por preocupaciones o un dolor muscular posterior a un enojo etc.

Entendemos al ser humano como único e irrepetible, con una individualidad que lo caracteriza, con reacciones diferentes, con situaciones que lo pueden afectar de una manera diferente a otros, con virtudes o defectos, con una historia personal, con emociones y comportamientos que le determinan una personalidad, unido a un plano corporal físico y un estado nutricional que lo hacen diferente.

También es conocido que por lo general a las personas antes de que aparezca un síntoma físico, han tenido cambios significativos en el aspecto mental, por ej. Los niños uno a tres días antes de una virosis empiezan a presentar cambios en la conducta, como son: gran irritabilidad, pocos deseos de jugar y comportamientos que los hacen diferentes a su normalidad, luego aparece la enfermedad. Estos cambios mentales se pueden tratar y por supuesto estaríamos en el real campo de la medicina preventiva, por que inmediatamente se abortaría la enfermedad.

La medicina alternativa, al contrario de lo que la gente supone o conoce en los medios de comunicación, tiene métodos absolutamente científicos, siempre utilizando en la experimentación a seres humanos, como es el caso de la Homeopatía con las patogenesias, la Terapia Neural y la Acupuntura, que cuentan con métodos precisos que se rigen por leyes naturales, nunca al azar.

Métodos que cuentan con una plataforma bien conformada, con una base doctrinaria y una experimentación siempre hecha en seres humanos que puede ser reproducible por cualquiera de nosotros sin que existan riesgos, resistiendo además el paso del tiempo, porque para hacer cualquiera de estos métodos es importante realizarlo según los cánones doctrinarios de cada uno de ellos.

En conclusión el ser humano es muy complejo, por lo tanto la enfermedad resultante es un proceso también complejo, por eso no podemos mirar a este ser humano y esta enfermedad de una manera simplista y mucho menos mecanicista tratando únicamente los síntomas que son apenas una parte del problema, sino que se debe tratar al afectado en su totalidad.

La medicina alternativa busca la comprensión del enfermo y la enfermedad para transformar dinámicamente al afectado, para que este busque por sus propios medios el equilibrio perdido y así fortalecerse en sus mecanismos de defensa activando los factores autocurativos que se habían perdido y de una vez restablecer la salud de una manera suave, pronta, duradera y radical, que son las premisas que se deben tener en el arte de curar. Es de anotar que al agredir (léase, quimioterapia, radioterapia, cirugías ablatorias, supresión farmacológica, agresión toxicológica etc.) se está solamente paliando la enfermedad, sin poder encontrar la solución a los males, por el contrario, en muchas ocasiones agravando la situación de la persona comprometida.